Forastero gentil

Autor: Sabine Ulibarrí (mexicoamericano, Santa Fé, Nuevo México)


Personajes:

1. Dan Kraven (vaquero americano, "el gringo"):
  • Físicamente: hombre rudo, de aspecto agresivo, fuerte, grande, intimidante. El vaquero gringo físicamente era muy diferente a la gente del pueblo. Su mirada era retadora = amenazadora = intimidante (que te da miedo). Tenía ojos azules como el hielo (fríos, calculadores, sin sentimientos).
  • Personalidad: amable, gentil, silencioso, solitario, respetuoso, triste, desilucionado (sin esperanza).

vaquero1.jpg vaquero2.jpg
vaquero3.jpg vaquero4.jpg vaquero5.jpg


2. La gente del pueblo en México:
Todos estaban muy curiosos, asustados = tienen miedo (porque el vaquero es "intimidante" y "peligroso"), todos están interesados en conocer la historia de este hombre. También la gente está asombrada y sorpendida.

La historia

Parte I: "La primera impresión"

  1. Cuando el forastero llegó al pueblo todos estaban sorprendidos (= asombrados= aturdidos) de ver a este hombre tan diferente a toda la gente de ese pueblo. Todos especulaban (reflexionaban, pensaban sobre él).
  2. El forastero era un vaquero americano, un gringo. La gente nunca había visto a alguien como él, únicamente en las películas y en la televisión. Todos estaban curiosos y sorprendidos. El venía caminando con su montura (silla de caballo) porque su caballo se rompió una pierna y había tenido que matarlo. El gringo tenía sed y mucha hambre.
  3. Don Prudencio, el padre de la familia dijo a sus hijos que el gringo era un ladrón o un matón o las dos cosas. Don Prudencio piensa que el vaquero quiere herir (= lastimar, hacer daño) a todos y por eso ellos deben hacer todo lo que el vaquero les pide.
  4. El vaquero americano dijo que su nombre era Dan Kraven y les explicó lo que le pasó a su caballo. El forastero venía molido (muy fatigado, agotado, cansadísimo).
  5. A Don Prudencio y su familia les aturdió (= sorprendió, confundió) descubrir que Kraven estaba molido, que tenía sed y hambre porque su apariencia (aspecto imagen) les parecía la de un hombre muy rudo y fuerte. Un hombre "más fuerte" que los otros.
  6. La familia le dio a Kraven agua, un cuarto para dormir, ropa para bañarse y comida.
  7. El gringo no comía con la familia (porque era una situación extraña), pero la familia le llevaba su comida a su cuarto y lo trataban como a un invitado (guest).

Parte II: El "otro Dan Kraven"...
  1. La familia poco a poco descubrió que la apariencia de Kraven era diferente a su personalidad. Que el gringo era un hombre callado, solitario, silencioso, pero también muy gentil (= amable) y respetuoso.
  2. Kraven siempre saludaba a la gente diciendo "Howdy" a los hombres y "Ma'am" a las mujeres. Tocaba su sombrero para saludar y especialmente cuando la abuela venía, se quitaba su sombrero, hacía una reverencia y le decía "Miss Filomena, Ma'am".

reverencia.jpg
reverencia.jpg
3. Después de unos días la gente comenzó a ver a Kraven de una manera diferente. La gente se dio cuenta de que habían juzgado al vaquero por su apariencia (imagen, aspecto), pero que su personalidad era opuesta a su imagen física.

4. El gringo le puso apodos (nicknames) a los chicos de la familia: tío Victoriano era "Víctor", tío Juan era "Johnny" y el pequeño Sabiniano era "Sabine".

5. La gente del rancho dedujo (concluyó) que Dan era de Texas por el apodo "Sabine" para Sabiniano porque en Texas hay un río con este nombre.

6. Todos los días Sabine y el gringo salían a revisar (mirar con atención) los corrales, los campos y las caballerizas. A "Sabine" le encantaba estar con el vaquero. Al gringo le gustaba estar con Sabine porque el niño no hablaba inglés y siempre caminaban en silencio. A Sabine le encantaba estar con el vaquero porque era como los vaqueros de las películas, como un super-héroe.

7. La gente comenzó a ver al vaquero con cariño (amor) y descubrieron que era un hombre triste, sin esperanzas (ilusiones).

8. Al final de una semana, Dan Kraven le dijo a Don Prudencio que tenía que irse. El abuelo Prudencio lo llevó a las caballerizas y le dijo que escogiera un caballo. El vaquero escogió el caballo del tío "Víctor", un caballo prieto que se llamaba "El Moro".

9. Cuando el vaquero se fue toda la gente del rancho estuvo muy triste, nadie quería que el vaquero regresara a su "lugar".



Parte III: "La leyenda de Kraven"...

vaquero_y_sol.jpg
vaquero_y_sol.jpg
Nadie volvió a ver al vaquero americano, pero todos se preguntaban ¿dónde estaba? ¿qué hacía?...Después de mucho tiempo la gente del rancho seguía hablando sobre él. Finalmente un día un peón (trabajador) llegó a la puerta de Don Prudencio y le dijo que había una sorpresa en el rancho...

caballo_palomino.jpg
caballo_palomino.jpg
mantón.jpg
espuelas.jpg
espuelas.jpg

gringo-1.jpg
gringo-1.jpg


Don Prudencio y toda la gente del pueblo salieron a ver qué estaba pasando... Todos estaban sorprendidos...
Había un caballo palomino muy fino y caro con una montura (silla y accesorios para montar un caballo) era un regalo para Don Prudencio con una nota "para Don Prudencio con agradecimiento". También había un mantón de manila para la abuela Filomena con una nota "para Doña Filomena con respeto" y finalmente el tercer regalo eran unas espuelas de plata para Sabine con una nota "para cuando seas un adulto y para que no me olvides".

La gente del rancho nunca olvidó a Kraven, todos lo recordaron con cariño. El vaquero americano se volvió una leyenda y después de muchos años ellos siguieron hablando sobre él. Cuando Sabiniano se volvió un adulto siempre usó las espuelas y le puso el nombre Sabine a su primer hijo. Aunque (although) nunca volvieron a verlo, el vaquero se convirtió en una parte importante para la familia y el pueblo.